Muy contento. Contentísimo. Finisher por segunda vez en un IM (anterior IM BCN 2017), con el aliciente de que en esta ocasión el objetivo no era tanto que llegara yo como Àngels. Y así fue. A partir del km35 de la maratón fui andando hasta 200 metros antes de la línea de meta, donde suena el chivato de que estás a punto de entrar en el pasillo de llegada. Esperé bajo un árbol intentando protegerme de la lluvia durante unos 20 minutos, hasta que la vi llegar. En ese momento me uní a ella, tal y como prometí que haría si esta vez conseguía superar el corte de tiempo del segmento ciclista, para acompañarla en esos últimos metros.
Así que, doble objetivo cumplido.
El crono hasta el km 35 me permite estimar que en esta ocasión hubiera cruzado la línea de meta en 12h50 o 12h55 minutos, aproximadamente una hora menos que en 2017.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.